CASA DOMÓTICA VS CASA INTELIGENTE

¿UNA CASA DOMÓTICA Y UNA CASA INTELIGENTE, SON LOS MISMO?

Una casa inteligente y una casa con domótica comparten algunas de sus funcionalidades, pero no son iguales, aunque muchas veces se puedan confundir. Te explicamos cuáles son las diferencias entre ambas y qué ventajas tiene una Smart Home frente a un sistema domótico.

Casa domótica

En este post anterior definimos la domótica como un conjunto de tecnologías que permiten el control centralizado de los hogares. 

¿Qué significa esto en el día a día? Que la tecnología de una casa domótica permite abrir y cerrar puertas, regular, apagar y encender, por ejemplo, los aparatos de climatización, iluminación, persianas y toldos, etc. Y, de la misma manera, también puede regular el riego y el suministro de agua, gas y electricidad. Un sistema domótico ofrece el control de las estancias del hogar en un ñunico lugar. 

Por ejemplo, si tu casa está domotizada, puedes acceder a una aplicación móvil y encender las luces que tú quieras de tu hogar a distancia.

Casa inteligente

¿Por qué decimos que una casa inteligente va más allá de la domótica? Porque una Smart Home permite todo lo anterior, y mucho más.

La casa inteligente también es capaz de automatizar y digitalizar todos los espacios de la casa, utilizando inteligencia artificial y el internet de las cosas (sobre el internet de la cosas, tienes más información en este post, el IoT transforma “cosas” en inteligentes y permite a los objetos automatizar tareas.)

Una casa inteligente mejora la eficiencia energética y la sostenibilidad, además de la seguridad y el confort de la vivienda, sin que el usuario tenga que interactuar con una aplicación, hacer uso de una pantalla multitáctil o controlar el hogar con la voz. En definitiva, una casa inteligente te hace la vida más fácil.

Ventajas de tener una Smart Home

  • Programación

Con una Smart Home puedes programar tu casa a través de «escenas» con las funcionalidades que quieras.

Solamente tienes que enseñarle qué quieres y cuándo lo quieres, tú decides. Tu casa inteligente te obedecerá y guardará en la memoria qué hacer en cada momento. 

Por ejemplo, puedes programar las luces para que se apaguen a una hora determinada, para ahorrar en electricidad o combinar que cuando las ventanas se abran, se apaguen los aires.

  • Comodidad

Controlar tu Smart Home es muy cómodo, ya que tiene una interacción intuitiva y sencilla. Solamente con tu voz o un click en la App, tu casa inteligente ya sabe qué tiene que hacer. 

Incluso,  lo sabe sin tener que interactuar con ninguna aplicación ni usar tu voz, gracias a los sensores de movimiento y de presencia.

Por ejemplo, puedes entrar a una habitación y que la luz se active sola, al detectar que has entrado, y que luego se apague automáticamente, al detectar que ya no hay nadie. Sencillo, ¿verdad?

  • Seguridad

Vivir en una Smart Home te garantiza tener la mayor seguridad del mercado en tu hogar.

Con la última tecnología, gracias a los sensores de movimiento, ruido y apertura de puertas y ventanas, y a las alarmas técnicas de detección de humo, gas, inundación, etc. tu hogar ofrece una protección extra.

Además, la app te ayuda a controlar de forma segura todas las funcionalidades disponibles de tu casa. Por ejemplo, si estás fuera de casa serás notificado, al momento, de todo lo que sucede allí donde estés.

Y también puede generar una escena de simulación de presencia en tu casa cuando estés de viaje, de modo que no se sepa si la casa está vacía o no.