DOMÓTICA E INTERNET OF THINGS, EL PERFECT MATCH

IOT, LA TECNOLOGÍA QUE HA REVOLUCIONADO LOS ESPACIOS

Puede que lo hayas leído en algún artículo o que incluso tengas algún electrodoméstico en casa con las siglas IoT. Corresponden a Internet of Things, el llamado “Internet de las cosas”. Aquí te explicamos qué significa y cómo ha evolucionado la tecnología y los espacios Smart con ella.


Qué es el Internet de las Cosas
Bajo este nombre se conoce a la red colectiva de dispositivos conectados y a la tecnología que facilita la comunicación entre los dispositivos y la nube, así como entre los dispositivos mismos.

Esta interconexión transforma “cosas”, objetos cotidianos, en inteligentes/conectados a través de Internet o de las Apps de nuestros smartphones. Y así esta conexión permite a los objetos automatizar tareas y facilitarnos el día a día en todos los espacios.


Integrando las “cosas” de uso diario con Internet por Cloud
El IoT funciona mediante la recopilación, la integración de los datos recibidos de varios dispositivos y el intercambio de datos en tiempo real. Los dispositivos inteligentes se comunican con un Gateway o servidor a través de uno de los diversos estándares de comunicación. Como por ejemplo KNX, Wi-Fi, Zigbee, Z-Wave y Bluetooth, combinados con una transmisión encriptada para la más alta seguridad.

Esto permite sumar a dispositivos de casa, como una cámara de seguridad, un termostato o un equipo de aire acondicionado, capacidades muy parecidas a un ordenador. Recopilando y mostrando datos del entorno, de las entradas de los usuarios o de los patrones de uso y comunicando los datos a través de Internet hacia y desde su App de IoT.

Esto permite que el dispositivo, ya sea un interruptor, un termostato u otro, se controle a distancia y automáticamente. Desde la misma casa o a millones de kilómetros.


Qué ha cambiado la tecnología IoT
El Internet of Things ha dejado obsoleta la domótica tradicional y ha permitido llevar al siguiente nivel la tecnología Smart Home, dotando a la casa inteligente de mayor seguridad y confort. Podemos afirmar que el IoT ha marcado un antes y un después, entre otras muchas ventajas porque:

Cloud: Es capaz de recopilar datos e información y transmitirla a otros dispositivos, pudiendo guardar y analizar una gran cantidad de información para la mejora del propio funcionamiento del dispositivo o la mejora de otros dispositivos

Plug&Play: No necesita cableado, su tecnología inalámbrica permite realizar una instalación Smart Home SIN obras ni reformas

Solución compatible y open: los diferentes dispositivos son accesibles en cualquier canal de distribución y pueden conectarse fácilmente a aparatos de diferentes fabricantes

Permite el control de los dispositivos instalados a través de la voz, con asistentes como Amazon Alexa, Siri y Apple Homekit o GoogleHome

Tecnología IoT en Casas inteligentes
Los dispositivos inteligentes para el hogar se centran principalmente en mejorar la eficiencia , la calidad de vida y la seguridad de la smart home.

Los dispositivos de monitorización de consumos supervisan el uso de la electricidad y proporcionan un mejor control de la temperatura. Las alarmas técnicas pueden detectar humo, fugas de gas y de agua y cortar el suministro para evitar accidentes. Los sistemas de seguridad del hogar, como las cerraduras digitales de las puertas, las cámaras de seguridad y los sensores de movimiento pueden detectar y prevenir amenazas y enviar alertas a los propietarios.

Tecnología IoT en Edificios inteligentes
Edificios como Build-to-Rent, colivings, oficinas u hoteles utilizan la tecnología IoT para impulsar una mayor eficiencia operativa.

Los dispositivos de IoT pueden utilizarse en edificios inteligentes para, por ejemplo:

Reducir el consumo de energía


Disminuir los costes y tiempos de mantenimiento


Utilizar los espacios comunes y de trabajo de manera más eficiente


Resolver incidencias en remoto


Dar acceso a privativos, zonas comunes, wifi, suministros, etc.


IoT, sinónimo de eficiencia energética
Entre las ventajas de un espacio Smart IoT, además de la seguridad y la comodidad y practicidad para propietarios e inquilinos, el beneficio más importante es el ahorro de energía.

A la vez, esto es también un ahorro de dinero en cada factura. El control automático y personalizado del funcionamiento de luces, aparatos de climatización, etc., en función del estilo de vida y de las condiciones ambientales externas, ayuda a utilizar solo la energía que es realmente necesaria y cuando debe utilizarse.

Así será el futuro de los espacios y así lo está consiguiendo ya la tecnología Smart IoT.