LA SOLUCIÓN DEFINITIVA SI TU CASA SE CALIENTA MUCHO EN VERANO

CÓMO MEJORAR LA TEMPERATURA DE CASA SIN PAGAR DEMASIADO DE AIRE ACONDICIONADO

Por qué se calientan más las casas que antes

Una Smart Home permite automatizar sistemas de climatización, como el del aire acondicionado, programando su encendido y apagado desde el móvil en cualquier momento. Esto hace que, al llegar, la vivienda tenga siempre una temperatura confortable.

Es más, una Smart Home puede subir o bajar grados automáticamente para mantener estable la temperatura de tu casa y ganar en eficiencia energética, cuando por ejemplo ha dejado de darle directamente el sol y la temperatura exterior ha bajado. Todo esto sin que tú tengas que interactuar con la App ni hacer nada para que tu hogar sea más cómodo.

La incorporación de la tecnología Smart en la vida diaria no solo supone una mayor comodidad sino que también se traduce en ahorro energético y, por tanto, facturas más baratas. 

La tecnología Smart Home permite la monitorización de consumos, para que el usuario conozca el gasto energético de su hogar y pueda incrementar el ahorro y eficiencia: gestionar inteligentemente la iluminación, climatización, agua caliente, persianas y toldos, etc. Así se aprovechan mejor los recursos naturales, las tarifas horarias de menor coste y se reduce la factura energética. 

Como expertos en eficiencia energética, hemos comprobado que se necesita más energía para enfriar una casa, que ya está caliente, que para mantener la temperatura constante

En una casa convencional, el aire acondicionado acostumbra a estar en el salón y posiblemente también en el dormitorio, pero el control es totalmente manual. Cuando la temperatura ha subido demasiado, se enciende hasta que hace demasiado frío y se para. 

La casa inteligente regula a las temperaturas adecuadas cada habitación y en cada momento del día, integrando los sistemas de climatización, persianas y toldos y el control de aperturas de puertas y ventanas. Así que si, por ejemplo, el aire acondicionado está encendido y se abre una ventana, automáticamente se regulará la temperatura o se parará directamente para no malgastar.

Si tu casa es muy cálida en verano o muy fría en invierno, ya no tienes porqué sufrir los cambios de temperatura. Controlar la climatización en una Smart Home tiene más de una ventaja: más bienestar, más ahorro en el gasto de la luz y mayor sostenibilidad para el planeta.