Inversor, ¿sabes qué son los indicadores ESG y por qué debes tenerlos en cuenta? 

¿Qué tienen que ver domótica y eficiencia energética? Es la pregunta que muchas personas se pueden hacer al leer el título de este post. La respuesta es Mucho. No solo te lo decimos nosotros, es algo que te puede demostrar cualquiera que haya indagado un poco en el tema. Y, por supuesto, quienes hayan implementado cualquier dispositivo inteligente en sus inmuebles. La relación entre domótica y eficiencia energética es estrecha, ofrece numerosos beneficios y tiene un enorme potencial de futuro. Vamos a desgranarla en este nuevo artículo. 

¿Qué son los indicadores ESG o ASG? 

En primer lugar, ESG es un acrónimo inglés y responde a tres palabras: Enviromental, Social y Governance. Así que, si lo traducimos literalmente al castellano, los indicadores ESG pasarían a llamarse indicadores ASG. O sea, que responderían a Ambiental, Social y Gobernanza. No obstante, en este texto utilizaremos el término más popular y general, que es el inglés. 

El caso es que estos indicadores se encargan de medir las buenas prácticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo que llevan a cabo las empresas en el desarrollo de sus actividades y procesos productivos. Y es quela preocupación por la sostenibilidad es uno de los caballos de Troya contemporáneos. 

He ahí el peso de estos indicadores ESG a nivel global, los cuales está aumentando su impacto en la economía mundial. Por consiguiente, su auge ha desencadenado en un cambio de muchas políticas gubernamentales y en una mayor concienciación por parte de las compañías de todo el planeta. 

¿Para qué sirven estos índices ESG?

En este sentido, los principios ESG se han creado para evaluar la capacidad de las organizaciones para interpretar lo que está ocurriendo en su entorno y en la sociedad en general. También analizan posteriormente si, en esa línea, las empresas son capaces de traducir esos valores en su área de negocio. 

Con estos estudios, lo que se acaba generando en los mercados es una correlación positiva entre la sostenibilidad y la estabilidad de las empresas. Y no solo eso, sino que los inversores son los primeros que se fijan en estos criterios ESG antes de invertir o no en una compañía, teniendo en cuenta su compromiso con lo sostenible. 

¿Cuáles son los criterios ESG?

Así mismo, podemos hablar de que existen tres criterios ESG. Como bien puedes intuir por su nombre, éstos son los tres que conforman el acrónimo. Es decir, el criterio ambiental, el social y el gubernamental.

Ambiental

El factor ambiental es el que analiza la forma en la que las compañías actúan con respecto a los objetivos de sostenibilidad y a las políticas medioambientales. Por ejemplo, se encarga de estudiar sí hay un uso eficiente de la energía y el agua, si las compañías reciclan, si emplean energías renovables o si emiten gases contaminantes en sus procesos productivos, entre otros. También si están en línea con alcanzar otros objetivos como son, por ejemplo, los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). 

Social

El criterio social es el que evalúa si se están respetando los derechos de los empleados. O sea, si en la empresa hay diversidad y si se actúa éticamente en este sentido. También persigue que se construyan relaciones humanas transparentes, tanto internamente como para con los clientes y la sociedad en general. Así, los temas que analiza son la diversidad y la inclusión, el compromiso y el respeto de las políticas laborales y de los derechos humanos, etcétera. 

Gubernamental o Gobierno corporativo

El criterio de la gobernanza hace referencia a las políticas que se adoptan en una organización y a cómo está siendo administrada y dirigida por sus socios. También evalúa en este aspecto a la alta dirección y a otros líderes. Incluso, mide la relación que hay entre los puestos directivos y otros empleados. Para todo ello, en concreto, toca temas como la ética y transparencia, la prevención de la corrupción, la diversidad en la jefatura, la estructura de los comités de auditoría o los sueldos de la alta dirección.

¿Por qué los criterios ESG son tan importantes?  

Debido al fuerte y positivo impacto de los criterios ESG en las empresas, estos se han asentado como un indicador más en el que fijarse detenidamente antes de invertir. 

Así mismo, los indicadores ESG se han convertido en una forma eficiente para los inversores de obtener información más transparente sobre cómo enfocan las empresas los problemas actuales. 

Precisamente son estos problemas lo que han propiciado el cambio de mentalidad. Desde que las compañías han sido conscientes de ellos se han comenzado a diseñar y trabajar agendas y estrategias comunes de compromiso social y ambiental. Acciones que acaban atrayendo el capital inversor. 

Beneficios que ofrecen los indicadores ESG

Al mismo tiempo, los indicadores ESG ofrecen una serie de ventajas concretas, tanto para empleados y directivos de las empresas como para los potenciales inversores:

Ayudan en la toma de decisiones de negocio e inversión. Proporcionan información útil tanto a inversores como a cargos directivos sobre los riesgos y las oportunidades que conllevan las diferentes acciones en relación con el medioambiente y la sociedad.

Ofrecen una mayor transparencia. Hacen que las compañías sean más transparentes con respecto a sus prácticas ambientales y sociales. Esta ventaja mejora la imagen y la reputación de la marca, así como su relación con socios, colaboradores e inversores.

Mejoran la gestión de riesgos e impacto medioambiental y social. Los índices ESG ayudan a las empresas a identificar más fácilmente los riesgos. Por eso, las marcas se exponen menos a problemas legales o de imagen.

Generan un mayor número de oportunidades de negocio y financieras. Las compañías que tienen un mejor desempeño según los criterios ESG suelen tener más oportunidades de crecimiento en sus mercados y un mayor acceso a capital y financiación. 

Permiten ayudar e impulsar la sostenibilidad global. Los indicadores ESG promueven las mejores prácticas para proteger y mejorar el medio ambiente y el bienestar social. De esa forma, contribuyen a la sostenibilidad global a largo plazo.

Afortunadamente, cada vez más empresas se muestran comprometidas con la sostenibilidad a todos los niveles. Alfred Smart también, por supuesto. De hecho, llevamos a cabo proyectos con certificados de sostenibilidad, como por ejemplo BREEAM, LEED, WELL o SmartScore. Pero para saber más sobre cómo contribuimos y trabajamos en favor de los índices ESG para los espacios, aquí te esperamos.